10/31/2003

Pinto mi calavera


Foto: Javier Casco López

Hace casi diez años que Casco me tomó esta foto. Seguramente estábamos entrevistando a alguien de humanidades. Recién me había cortado el pelo y la calaca estaba ahí­ y así­ por días de muertos.
No se nota, pero traigo un cigarro en la mano y estoy triste. No sé, aquellos días de nostalgia pueril en noviembre.
En estos dí­as e xtraño mucho e sas neblinas, la manera cómo el humo del cigarro se rompe contra la neblina. Pero tengo cosas nuevas y diferentes.
La mañana me sorprendió con un correo muy difí­cil, la vida de José Pérez Alférez está suelta, le han quitado todo aquello que lo ataba... esperar, respirar y al final sonreir.
Grupos, amigos, identidades, todo finalmente termina por tomar su rumbo. Recuerdo ahora con cariño a Rafael Antúnez, mi master, a Rodolfo y, por qué no, también a Javier Mora; mediante sus rollos pude entender muchas cosas y me negué otras, pero ellos siempre fueron mis amigos mientras había otra cerveza en la mesa.
Me agrada recordar a los amigos que no se fueron, simplemente quedaron suspendidos en sus asuntos mientras yo me iba a otros. A veces vuelvo, me doy una vueltita y saludo. Pero nuevamente me retraigo.
No me molesta nada de nadie, no en realidad, pero no me gusta que a la gente no le agraden algunas cosas de mí y, así como me preocupo por no hacerles ruido a los vecinos, procuro hacerme a un ladito en calma y sin hacer mucho ruido.
Sin embargo, cuando la vida ha pasado un tramo todo cobra un nuevo orden y podemos vernos con cariño, recuerdos comunes y por momentos una cierta alegría.

10/26/2003

10/24/2003



Por la tarde, música -a veces dodecafónica (expresión contemporánea: qué interesante)- o pintura, hasta Vassarely, hasta Mondrian, qué interesantes, hasta la polí­tica, leer los diarios dándose cuenta de lo que insinúan entre lí­neas -no sólo las historietas y las páginas literarias como ahora sino responsablemente, serenamente. Por las noche: comida en casa del escritor X. o de la escritora Z. Copa de armagnac en mano pálida y enjoyada hablo de los suplicios chinos, fumo prudentemente, consulto mi reloj, me levanto a las 23:30 porque -buenas noches, encantadora la velada- en la medianoche ya debo estar en la cama de manera de levantarme al otro dí­a serena y despejada a las 7:30 y trabajar hasta el mediodía -comida sana, vitaminizada, sobriedad, no alcohol, no excitantes, no gracias, no mescalina, no haschich, no ácido lisérgico (naturalmente, he leí­do todos los libros sobre el tema: qué interesante). En el verano al borde del mar -Capri, Saint Tropez, Santander, San Sebastian, Punta de este, Mar del Plata, Cárcega...- sin escribir nada puesto que reconstitución, reconstitución, reacumulación, sol, mar, arenas, no, no gracias, pero sin sus sufrimientos, pero sin haber sufrido lo que sufrieron. Alexandra Pizarnik

10/21/2003

LSD



"Sospecho que están destinadas a desempeñar en la vida humana un papel al menos tan importante como hasta ahora el alcohol, e incomparablemente más beneficioso (...) Uno puede saber realmente, por experiencia, lo que significa "Dios es amor", sintiendo que -a pesar de la muerte y el sufrimiento- todo está, de algún modo y en última instancia, perfectamente en orden".
Aldous Huxley "Cielo e infierno". Citado de "Historia elemental de las drogas" Antonio Escohotado.

10/19/2003

Los Pérez



Desde hace algunos meses Shanty escribió un mail contando la situación actual de José Pérez Alferez. Hace más de un año le diagnosticaron cirrosis crónica y dos meses de vida.
La tarde del viernes entré al departamento que rentan ahora, en el mismo edificio donde vivió la segunda Isabel, donde sigue vieindo Ray, quizá donde comencé a entender el valor de la calma cuando hablamos de amores...
Pérez Alférez estaba dormido, como pasa los días, Lol lo despertó y cargó para incorporarlo. De inicio ver su enorme barba completamente blanca, al igual que el cabello, y su eterno medallón entregado por el maestro de la Ferriere.
Al inicio no podía identificarme, apenas se le escuchaba. Sin embargo, cuando la plática con Lol, Shanty y Kuché se volvió algo catastrófica (problemas por todos lados, el mundo, etcétera), Pérez se incorporó para decir: "Qué tanto le buscan, la bomba estallará en unos meses 5 ó 6". con suspiros y respiración entrecortada, siguió: "todo cambiará. No sé si será mundial o parcial, pero es seguro". Después volvió a su letargo sólo para pedirle a Shanty su libro de profecías...
Hasta en sus momentos duros Pérez es él mismo, el mismo que conocí hace 14 años, mientras daba clases de astrología y escuchaba a los Beatles.
Curioso, porque una semana antes del temblor del 85 en el DF, Pérez se trasladó con toda su familia a Xalapa, casualidad o prmonición, es cierto.
Todo vuelve y a la vez se va. Fue duró ver el dolor de Shanty y Lol por su padre, a sus hijos y esa vida que siempre me ha parecido extraña y, a la vez, propia. Familia o amigos da igual, simplemente gente que siempre ha estado ahí y seguirá estando.
POr aquello del no juicio personal, en breve un link para descargar el libro de interpretaciones gnosticas del Chilam Balam por el astrólogo profesor José Pérez Alférez....