12/28/2009

Patagónico, chubútico, playaunioneso, Treléwico... esdrujuvílico.


Laura Casariego, Martín Corona Alarcón y Jorge Spíndola

Virgen de Luján


Nos acercamos a la Basílica de la Virgen de Luján, mientras Miguel nos contaba la devoción que hay en Argentina por ella: la virgen de los desaparecidos.
La milagosa virgen que da esperanza de que volverá el que no regresa desde hace...

"Y cuando yo escuchara que golpeaban la puerta, que me bajara la venda, que me iban a llevar... tuve mucho miedo ese día, pensaban que me iban a matar y entré a la celda... vi en la pared como estoy viendo ahí, a la Virgen de Luján.... me arrojé a la celda a pedirle... después a las diez de la noche me vinieron a buscar... digo a las diez, porque calculaba a la tarde, diez, diez y media será, me levantaron de vuelta así, me llevaron en un coche, me pusieron en un asiento atrás agachado, me soltaron las manos, pero la venda no me la sacaron y me dijeron: bueno, te vamos a largar, una vez que nosotros te bajemos del auto, te sacas la venda y te vas, pero primero dejas que nosotros nos vamos... que se vaya el auto...les pedí un cigarrillo y me bajé del coche cuando pararon y me tiré al suelo como ellos me habían dicho y era yuyo, campo...y se fue el auto y sentí que venía un camión que venía a pisarme, veo la luz que va a pisarme y me levanto las vendas desesperado y era un camión, o sea que yo estaba en el costado de la ruta... me tiraron al costado de la ruta... me puse a caminar para un lado, buscando a alguien que me dijera donde estaba..." Testimonio de Ares Rubén Horacio


El más moreno de todo el concierto, me sentía extraño, muy extraño entre jóvenes de 17 a 40 años, todos muy jóvenes, rubios algunos, muy blancos otros con el pelo negro, pero todos blancos pues. Era 12 de octubre y celebraban con un recital a beneficio de los Fabulosos Cadillacs.
Por vez primera escuché Matador, ya había estado un par de veces en recitales de Cadillacs, pero esta vez se me erizo la piel. El recinto donde fue el concierto estaba junto al Museo de los Desaparecidos y yo venía de conocer a una hermosa mujer de mi edad de Bahía Blanca y otra hermosa mujer de Viedma y de platicar con un dramaturgo autor de un par obras de teatro sobre el tema.
Entonces me estremeció pensar en Barracas, cerca de lo que hoy es caminito, en la Boca, en que simplemente lo matarían y él lo sabía, los esperaba como miles de argentinos y él, El Matador pertenece a uno de los 30 mil desaparecidos. "Por el simple hecho de pensar distinto..."
Luego, la primera tanda y el aviso de que terminaba el recital. Pero no. A su vuelta los cadillacs volvieron con la voz de Vicentico a full:
"Hijos bastardos de colonias asesinas, celebrando la matanza al indígena..."
Y los asistentes apenas coreando, siguiendo la música, no queriendo escuchar. Qué diferente a cuando cantaron siguiendo la luna. Qué diferente es el sur del norte, pero cuánto se añora uno al otro y viceversa.
La Santa María de los Buenos Aires a la que hace mención Matador no es la Virgen de Luján, pero podría ser.
¿Cuántos ruegos llegan a Luján?
¿Cuánto llanto y extrañeza y nostalgia llegan a tus manos Nuestra Señora de Luján?
Se extraña la Europa dejó el abuelo, se extraña la Argentina ganadera que ya no es, se extraña una riqueza y abundancia, se extraña al pariente desaparecido, se extraña uno mismo día a día de vivir...

12/25/2009

Homenaje a Ryutaro Nakamura


Vi caer al ángel cuando estaba en casa de mi chica. Era costumbre que ella mirara televisión con sus padres, casi siempre teleseries cortas norteamericanas. Mientras ellos miraban la televisión yo observaba en el reflejo del monitor la calle.
No había entonces monitores de plasma, así que me divertía mucho mirando cómo perros y algunas personas caminaban por aquellos suburbios.
No hizo ruido la caída del ángel, pero en mí tronó algo dentro. El chasquido fue en todo el pecho, como si un frasco de aceite reventara dentro y bajara caliente por mi estómago; en su viscoso caer llegó hasta mis piernas y no pude menos que levantarme corriendo hacia la calle.
Nadie se dio cuenta. En ese momento el Doctor Caza descubría que la enfermedad del payaso era provocada por el colorante rojo de su nariz.
Afuera hacia viento. El otoño estaba llegando y recuerdo perfectamente la imagen que cambió mi vida:
El ruido de las hojas secas arrastradas por el viento.
Su mirada enorme y llena de un líquido tibio, como si fuera un lago verde cada uno de sus ojos sin pupilas.
Estaba desnudo el ángel, sus pechos pequeños y sus piernas delgadas, sus huesos marcados encima de la delgada piel dejaba ver las venas azules. No tenía sexo y sus movimientos eran los de un anfibio, bajo su cuerpo había un charco viscoso y transparente.
No pude acercarme y cuando traté de hacerlo, el automóvil de la hermana mayor de mi novia frenó ruidosamente justo encima del ángel. Luego del escándalo del freno volvió por un momento el ruido de las hojas secas. Al frente del auto estaba el cuerpo, lo que quedaba del ángel. Un charco azul, un montón de astillas y el rostro que -como el cadáver de cualquier otro animal- miraba hacia ningún lado.
La hermana de mi novia bajó del auto con saludándome a gritos, me besó casi en los labios, me abrazó, dejándome la ropa apestando a su perfume. Entró a su casa y, en ese momento, la puerta se volvió un abismo para mí.
Nunca más volví a pisar aquella casa, ni aquellas calles, ni siquiera volví a dejar que me llamaran como antes.
Junto al cadáver del ángel tiré las llaves de mi casa, de mi auto, de la oficina que compartía con papá, mi cartera con las tarjetas y las identificaciones. A cambio, tomé los ojos del ángel y partí, escuchando el ruido de las hojas secas en otoño, resbalando lentamente, anunciando el invierno.

12/21/2009

La chunchaca de mis ayeres...


Era apenas un niño, la calle donde vivía no estaba pavimentada y en época de lluvias se forma una capa de espeso moho verde encima de los charcos. En la noche, los grillos y los sapos, los cocuyos y los mosquitos eran telón de fondo, porque la tele se apagaba temprano.
Nací y crecí en Xalapa, en el barrio de San Bruno. Y en la navidad, en las fiestas, en la pachanga se escuchaba solamente música para bailar: chunchaca.
No era salsa, ni cumbia, mucho menos norteña, ni el pop de aquel entonces que eran las canciones cursis del OTI; cuyo ejemplo sigue hasta la fecha en la cúspide de la imposición al público.
No sé qué pasaba en los ochentas en DF, porque la tele tenía sólo 4 canales y uno se veía sólo a veces y otro sólo daba programación de 4 a 10 de la noche. Nunca me pregunté por los éxitos en Estados Unidos, como veía a muchos amigos e incluso primos. Recuerdo con una sonrisa la primera vez que escuché sobre la "EME TE VÉ", que mis primos seguían ciegamente sin saber bien a bien de qué se trataba.
Uno de mis tíos cada vez que había fiesta, cada vez que había una oportunidad, la que fuera... cumpleaños de uno de sus cuatro hijos, cumpleaños de alguno de sus más de 20 sobrinos, navidad, fin de año, fiestas patrias, sacaba un enorme cargamento de Bacardí Blanco y desde comenzada la fiesta repartía a los mayores de su exilir.
Mi tío era enorme, gigantesco, un gordo que todo lo que comía lo llenaba de mayonesa. De hecho, en su casa conocí la versión mega de este producto, antes de que existiera comercialmente esa presentación. Mi tío bebía hasta caer y eso era muy complicado. Siempre el final de la fiesta fue el mismo: el tío semi muerto en una silla, o tirado en mitad de la sala, moverlo entre varios y, al día siguiente, las monsergas de todo lo que había hecho, las sábanas y cobijas a lavarse... ¡diversión!
Pero nada de esa alegría y bullanga como la chunchaca; el trago de bacardí siempre estaba acompañado de los discos de acetato del Super Show de los Vázquez, de los Flamers en versiones estilo "El flamazo navideño" con popurrí de villancicos bailables que incluían las tradicionales jarochas: la rama y el viejo; además de muchos grupos más que tocaban con calor y alegría una cumbia que no era la cumbia colombiana, ni la salsa cubana, era otra cosa.
Con una base cargada en los teclados de los setenta hacían una música tropical donde cabía todo, sin embargo, dieron por llamarle CHUNCHACA. Así que podemos definir al género como:

CHUNCHACA: Música tropical donde los teclados llevan la base, la cual es vehículo ideal de la bullanga y el desmadre jarocho.

Porque si bien en otros estados hubo chunchaca, en ningún otro tuvo tantos representantes, tanta diversidad y en ninguno estuvieron los representantes de la chunchaca más desmadroza y desfachatada: LOS CARACOLES.
Los Caracoles se crearon hace 35 años y dos cosas los definen: su estética bizarra y su fe ciega en la chunchaca. Han pasado ritmos y modas, ellos mismos han pasado por un dinfin de alineación e integrantes, pero son fieles (en el sentido de fidelidad y en el sentido que le dio el gobernador Fidel Herrera) a la chunchaca. Mientras otros grupos hacían "covers" de otros géneros, Los Caracoles dan batalla chunchaquera y desmadroza.
Su vestuario es una extraña mezcla de punk, dark, con pelos de colores y maquillajes que oscilan entre kiss y payasos. Su ambiente es desmadrozo y hacen que la gente, baile, grite y no pare de divertirse.
De niño escuché siempre su nombre, vi sus discos, baile sus canciones en las fiestas de la familia. Ensayaban a unas calles de mi casa y ayer que los encontré en el Encuentro de Lenguas Indígenas (vaya encontronazos) descubrí que su saxofonista es primo de la novia de mi hermano, que líder es La Sombra, que el director musical es Caballo Loco (padre de uno de los Aguas, Aguas), que Los Caracoles y su desmadre e irreverencia tienen que ver hasta con el gobernador, que... seguiremos de cerca los pasos de estos singulares Chunchaqueros de aquí mero de la mejor cepa jarocha.


12/20/2009

no pasa, ocurre.

y eso que no existe de pronto ocurre,
no existe, pero ocurre.
Ocurre en la mirada de mis sobrinos
ocurre en la falta de tinte en las canas de mi hermana,
ocurre en la ausencia de manos
ocurre en el exceso de cariño
ocurre en el silencio que hay en casa desde que murió Chori
ocurre el trayecto de Zempoala a casa para contar historias de chaneques
ocurren los miles de almas y sus risas y su compatir
ocurre andar y
de pronto
cansarse.
Esta gana de dormir sólo para que siga ocurriendo
sin que pese,
con el deleite nomás.
... los cerros y reverdecen.
No es que pase el tiempo, simplemente se adquieren mañas.
No más.

12/13/2009

Invención de los niños, creación de nuevos consumidores


Cuando los cachorros de humano dejaron de ser necesarios para el trabajo, fueron encerrados en grandes edificios donde aprendían a ser niños.
Un par de siglos después, aprenden todo lo necesario de una caja con la que absorven sus almas.
Hoy, los viejos edificios y la gente que ahí trabaja y el tiempo que emplean es abismo.
Cachorros de humano, vueltos niños hoy son consumidores más, millones de números más a la esclavitud del dinero-producto-trabajo, todo en el mismo redil, las mismas ovejas, el mismo granjero y la misma fábrica que compra los productos a los miles de granjeros.

12/02/2009

El amor en los tiempos de la dictadura unívoca


"Un corazón celoso no tiene espacio para el verdadero afecto".
Frases como están pueblan el cine y la televisión. Y el cine y la televisión se convierten en nuestros únicos referentes.
SOMOS HISTORIAS
LA RAZÓN SÓLO NOS SIRVE PARA ARTICULAR UN CUENTO Y CREENOsLO
Y HACER QUE LOS DEMÁS LO CREAn.
Nuestra vida no es la que enmarcan los programas y las películas, sino que son ellas las que nos dictan cómo deben ser nuestras vidas y nuestras formas de relación.

Inoculado el veneno, vamos creyendo en el yo como identidad, cuando no es más que un modelo impuesto por formas de comportamiento perfectamente trazadas.
y el amor como mediación y pretexto: nos imponen el amor como droga, como religión. Todas las historias terminan banalizadas por el tema amoroso. Y no es un continum en la historia de la humanidad, otros eran los conflictos y necesidades de otros momentos, mientras tanto, vamos creyendo en nuevos mitos, en nuevas religiones.
La "música", el comercio, las películas, los libros e incluso nuestras formaciones sociales se basan en "el amor". Y si atendemos sólo a su historia, el amor es un invento de los folletines, una desobediencia.
CUando las jóvenes del siglo XVII leían novelitas de amor, sabían sus padre que su alma y su voluntad quedaba corrompida. Y ahora, los padres y los padres de sus padres leyeron folletines amorosos y, no sólo eso, basan su vida aparente en ello, mientras por debajo las fibras más íntimas del ser sigue ocurriendo y ahí están las noches, los estados alterados y, por encima, mentira, no ilusión, no fantasía: mentira.
Y el amor de folletín nos tiene aquí, sin pensar en conjunto, egoistamente encerrados en un YO vacío de voluntad.
"Qué otros hablen del amor, yo amo" (Alejandra Pizarnik)

¡Hola sr. escritor!


¿Qué escribe señor escritor?
¿Qué le escriben -para que luego ud. lo firme- sr. escritor?
¿Qué conviene escribir para que todo el poder siga igual y unas brisnas vayan a su bolsillo sr. escritor?
¿Qué escribe su ego sr. escritor?
¿Qué escribe para agradar a los otros que escriben y lo lean la misma centena de afectos con quienes sería más fácil mirarse a los ojos?
¿Qué escribe cuando no escribe sr. escritor?
¿Qué le pasa sr. escritor?
¿Se siente mal?, espere sr. escritor, deje que un asistente le ayude con la pluma, con las citas, con llevar esa agobiante vida que le heredaron sr. escritor. Deje que otro asistente llene de paja las 500 páginas de su nueva novela, porque el nobel se lo dan a los grandes y abundantes escritores que trabajan para el imaginario de occidente-inglaterra, a favor de los dueños del mundo que dejaron de ser como estrellas en el cielo en la segunda guerra mundial.
Ud. sr. escritor siga guapo y lindo, enfermizo y bohemio, porque en las presentaciones habrá fotos y las portadas de las revistas literarias necesitan rostros hermosos, gente que REALmente parezca escritor.

caminando


El camino es sólo hacia lo otro.
Camino hacia otro mundo
de caminos y posibles.
Pero
si llego a sitio alguno
Estoy convencido que no será a otro mundo
sino a otro camino hacia lo otro.

11/30/2009

...camino...


No estar
No ser
Ser y estar corresponde a un espacio y un tiempo a la vez.

El que camina no está
quien camina no es.

Me vuelvo el eco del eco de mis pasos
el fondo invisible de una risa.

Una cosquilla que te asalta en mitad de la plaza.

Un recuerdo en la noche:
inicio del sueño con una sonrisa
relaja las arrugas de tu frente.

Un asalto de pronto y luego
aire
nada.

Soy el que pasó caminando y silbando,
el que siempre se va cuando la fiesta va a comenzar.
Si quieres conocerme, ven.
Vamos a andar.

11/24/2009

¡Al ladro..!


Después de escucharme, el ladrón de historias corrió a su oficina y le pasó a su secretaria la grabación que hizo de mis cuentos.
Ella copió rápidamente. Le dio al ladrón el texto de lo que fueron en algún momento mis palabras y él las fue cambiando poco a poco; las agarraba del cuello hasta que dejaban su aliento propio, que era el mío.
Las golpeaba para sacarles todo su jugo y cuando estaban vacías, les inyectaba sustancias que hacen mansas a las palabras, dóciles para permanecer encerradas en un libro sin que causen ningún conflicto.
Cometida su fechoría, el ladrón de historias envió su libro terminado a su editor. Quien lo pasó a su departamento editorial, quienes a su vez volvieron a transformar, violentar y vejar a las palabras hasta que quedaron conformes.
Al final, supe todo esto porque sentí cómo en las manos del ladrón mis palabras sufrían y perdían su vitalidad y, luego, porque un amigo que es gran lector me contó que leyó mis historias en un libro de... ¡Ah, sí! -le respondí- es un ladrón de historias. Él sonrió y yo, yo le conté una historia maravillosa, tanto que dejó por un tiempo de buscar palabras vivas en carnicerías literarias.
Foto: Alethia Valdés Pacheco

11/17/2009

Mounstruos que...

Taller en FILIJ



Mounstruos que
te pican las costillas
para despertar.

Mounstruos que
te llevan de la mano
para imaginar.

Mounstruos que
te pegan en el coco
para moelstar.

Mounstruos que
te asustan en la noche
y en la oscuridad.

Mounstruos que
te rascan la cabeza
para despeirnar.

Mounstruos que
te hacen de cosquillas
para carcajear.


11/07/2009

11/06/2009

el vuelo


¿Por qué vuela un ave?
¿Por qué usted, señor, roba en su empresa?
¿Por qué le gritas al niño cuando TÚ te desesperas?
¿Por qué "dirigente" sólo diriges los pasos del dinero de todos a tus bolsillos?
¿Por qué tú, maestro, no trabajas en hacer una educación mejor para los chicos?
¿Por qué vivimos en ciudades y no en la calma del campo?
¿Por qué no haces lo que amas hacer?
¿Por qué callas, aguantas, toleras..?
El ave vuela, tú... tú no.

11/05/2009

Con Isol

Realizamos unas entrevistas con Isol, creadora de libros bellisismos para chicos y otros para no tan chicos. La vaca se estrenó como entrevistadora y conductura, ya les compartiremos el asunto, por ahora unas líneas a compatir del libro que nos regaló: "Secreto de familia".
¡Gracias Isol!



El espejo de la mañana te soltó el secreto
-resquebraja el reflejo de tu ojo derecho la bala de la verdad-:

¡mamá es noche tibia!

Sos fuerte, mina. Sos fuerte, mi...

¿Por qué aparece en el tiempo que no es lo que es?
¿Por qué se desgrana la luz de mamá?

Noche Tibia

Cálido lamento que se vuelve espejo en el andar.

"Yo NO nos soy tibia noche",
susurras fuerte, mina.

"Soy viento fresco que se lleva las sombras, que trae a luna, a la luna..."
callas fuerte, mina.

Noche tibia serás cuando el espeo oscuro de la noche sea tu reflejo.
Sin balas, sin llantos, sin espantos.

11/04/2009

Indolencias y Geocities


se fue a la mierda Geocities y con ellos mi libro Indolencias del web... se busca quién lo quiera alojar.
Gracias!

Me encontré esta foto


Una novela muy muy disfrutable, divertida y amable hasta las canillas.
Re buen texto que no pude dejar de lado hasta acabar y... hasta eso de pronto uno no quiere que termine y menos así... jejejje.
Ni les cuento lleguen al final.

unas gracias, no todas...

parece tanto si se mira hacia atrás
y nada cuando se voltea sólo el alma y está llena.

Diré gracias a la chica que nos invitó al Karaoke en San Juan Jujuy y a su chico que pronto estarán de visita por acá, porque su osito de peluche de Taiwan me acompaña.

Diré gracias a la patagónica colombiana que pierde su acento y gana la universalidad del sabor honesto en la palabra.


Gracias al VascoMachine y su familia que hace de sortware maravilloso, llenandolo de información últil y vaciándolo de virus.


Gracias a la mujer ave que con su vuelo de palabras sostuvo siempre, sotiene en su aparente calma mundos que serán universos.


Gracias a una bruja de luz, un gigante que trenza sueños a su paso, porque al andar y compartir sus palabras cambia mundos y crea realidades.


Me faltan muchas gracias, me falta tanto qué decir que se irá diciendo, sí claro que sí se dice en cada paso a pasito...

sueños...


¿ahí comenzó el viaje?

11/03/2009

del tiempo en Plaza Rivadavia

Como la parte más absurda del argumento: la espera.
En el juego espera: un juego de espera y acecho.
Mi padre era mapiador,
con Yito cantaba "Lito, lito, Lito el gachupín",
para celebrar el jaquemate.


Otros son hoy los juegos que tienen absorta la mente de mi padre.
Otros los cantos y Yito... el viejo Yito, el gran compañero de ajedrez de las tardes de café o refresco que se volvían noches y madrugadas con el café o el refresco, Yito murió.
La muerte dio su jaquemate y seguro que cantó
"Lito, Lito, Lito el gachupín",
cuando cercó a Yito con un peón y un alfil.
Mi padre está triste, no es hoy un mapeador.
Por lo menos él cree que no lo es, pero mapeador se nace y se muere.
Recordé a mi padre y al tiempo en esta foto.
Los viejos que juegan hacen la muerte en cada moviendo,
a cada jugada avanza el final.

En todos es así, pero vaya hermoso ejemplo del tiempo mirarlos.
Y asu alrededor el movimiento sin sentido
sin sentido
sin sentido.

11/02/2009

silencio andando


La puerta once espera cerrada, en once nos esperó el autobús trucho en que viajamos a Jujuy.
Los números son el pretexto, como pretexto es volver o ir, entrar o salir cuando todo es simplemente un devenir de sucesos amables, de miradas juguetonas, de cálidos cuentos que vamos contando de a poco, construyendo de poco.
Vuelvo al norte, que es MI sur, este sur parece más norte que mi norte, que es mucho menos norte que este sur.
Y en el camino quedan besos por darse, quedan abrazos marcados en el alma, quedan estas inmensas ganas de seguir estando aunque sea de lejos, esta gana de siempre estar, de simplemente seguir flueyendo re amablemente.
Y acá compramos cigarrillos y alfajores, y allá lo primero serán unos tacos al pastor con salsa de huajillo y acá adentro esta gana de seguir vogando y allá afuera tantas miradas y ansiedades.
Entonces sonrío, callado y feliz, en la calma de este amanecer en el Aeropuesto de Ezeiza aguardando como una lombriz inquieta en la panza de lo que viene, que no será menos de lo que fue y es lo que sigue permaneciendo.
Ven, dame tus palabras, nada puede darme un respiro amable, un suspiro descargando lo que el corazón da a cada instante.
Escucho, hoy escucho, guardo silencio y pongo en el rostro la sonrisa boba del pícaro que espera el momento indicado.... y el momento indicado no es cuando te miras al espejo buscando cómo te miran y te observo y reclinas la cabeza de costado y luego de acicalarte miras al frente como si nada.
Vuelo a México con escala a Perú, vuelo y vuelvo, vuelto un mar de ríos encontrados soy lo que camina y no quien camina. No sé quién camina, eso a mí no me importa, porque no tengo pies, ni pasos, sabrás de mí siguiendo el rastro calcareo de mis huesos que se dan desgastado de tanto camino. Tampoco soy un camino.
Hoy me he convertido en la fuerza para andar, nada asible, fuga de momentos interminables.

10/31/2009

VAca de Xalapa


Un largo viaje hasta Humahuaca para conocer a la Vaca de allá y luego, nada sólo la charla entre dos mundos, el de los vestidos de vaca y los vestidos de indio.
Así que todo bien, de la Vaca de Humahuaca sólo geografía y una tonada, de la de Xalapa, aún Patagonia y... seguiremos compartiendo el viaje, aunque ahora comienza a terminar.

10/26/2009

Borrar el pasado, darle delete al blog... ¿para qué?
Comenzar de nuevo a creer en lo mismo que creí antes, como si fuera un imbécil que re comienza todo el tiempo.
Nunca se reinicia el sistema hasta la muerte.
Me niego a eliminar las entradas del pasado.
Sí, estoy de acuerdo en que no soy lo que fui
que no seré lo que soy.
Pero para estar aquío pasé por ahí y aprendí.Aprendí qué nunca más y qué quiero que me acompañe y acompase cada paso.
Camino mi camino que decido que ocurra simplemente.
No borro del pasado, no oculto a nadie ni nada de lo que me ha construido, bueno y malo, cálido y frío. Soy la suma de tantas cosas que se han vuelto piel y pasos que a a la vez que engloban se destruyen.
La fe superada es la fe muerta, la mentira descubierta es mentira sin ambajes.
¿Y finjir? No, gracias.

Triunfo


Sí, estaré.
No con estos huesos que caminan y van sumando números y carreteras y vuelos y... no, no así.
Estaré...

10/20/2009

de VacaS ed


Cuenta la vaca:
UN día caminando vi una vaca...
Dos días caminando vieron a dos vacas...
La otra vaca se sorprendió mucho de ver días que andan
pero la vaca no dijo nada y dejó que andaran nomás,
pero la otra le dijo que no se dice así, le dijo que se dice anduvieran.
Pero si yo no quiero andar con vos, respondió la otra.
Pero si yo no hablo de andar con vos, sino de que los días no andaran sino que anduvieran.
¿Cómo? Respondió la otra.
Pues que los días no tienen patas.
Pero cómo es que andan sin patas, ¿se arrastran?
No, no, ocurren nomás.
Sí, ¿verdad?
Entonces las vacas ocurrentes and.. ¿uvieron? ? ¿dan?
Se vieron, comieron pasto y huyeron del asado.

10/13/2009

Río Negro


Vaya asunto el Río Negro,
Vaya compartires con Cielo tirando piedras al Río
con Luca y Felipe y Jana y las risas y las complicidades
y el cariño de Ányela en la escena y Daniel y... y... y... caminando hermosa y bellamente, caminando...

10/06/2009

Plaza Ituzaingó


COn Palmito tocamos y tocamos sones jarochos, cantamos y él con su acordeón jugó como juglar que es él, como juglares que somos cuando andamos nomás haciedno lo que amamos hacer.
En la noche, en la plaza de Ituzaingó cantamos y jugamos, como juglares, cada uno con lo que es, cada uno con lo que tiene y es...

10/05/2009

no hay más qué decir...
gracias a la gente que ahora nos da la oportunidad de caminar y caminar tejiendo texturas...

los chicos de ahora

El chico de la foto miraba a los narradores, a los cuenta cuentos, a estos juglares que vienen de adelante hacia atrás.

Los chicos de ahora tienen
televisión
videojuegos
hamburguesas
comida basura
teléfonos celulares
tienen todo; pero ¿quién les habla a los ojos y les canta canciones?
NI el colegio ni la guardería tienen la obligación.
Entonces nosotros les cantamos y les contamos y eso nos gusta mucho a todos.