2/27/2008

Chori me enseña día a día muchas, demasiadas cosas. no necesita más que comida, un sitio para deshacerse de sus no pocos excesos alimenticios, agua y un poco de charla. habla clarísimo. chori es un gran hermano, se crece, se crece juntos. cuando sea grande quiero ser como él.

2/26/2008

catrina

Catrina es la gata que vive en la casa junto a la casa de José. José vive con su espocsa y sus dos hijos pequeños, pero tuvo otra vida, otra hija, hace tanto tiempo que sólo queda de aquella vida una larga crónica que él me fue relatando rumbo al río, desde el pueblo hasta el río, bajo las alas azules de sus cigarrillos y con incursiones en el gabacho, en distrito federal y dinero y poder y ahora José vive feliz echando palante el proyecto de que su comunidad tenga universidad, de que sus hijos sean felices ahí, con ñel y su mujer. Catrina no es su gata. Ella sólo va a comer a su casa, como mucho que hemos visitado El Espinal... el corazón de José es tan grande como sus historias. COn un abrazo y un saludo José, nos vemos en El Tajín.

2/24/2008

Cursi


Tengo (en la garganta)
atorado:
un huesito de aceituna.

(y digo en la garganta,
no digo en el corazón,
en el alma o en el apéndice.
Dije bien, en la garganta).

Ando en la calle sin oir,
conectado a los ritmos que elijo a diario
y de pronto:

TUYO:
un amigo, una conocida, alguien del trabajo, un chico que toca en la calle, una mujer cantando en la plaza, un chico con botas, el maullido del gato en la madrugada, la chalina morada, los adornos arabezcos, el sol que baña el asfalto, un estornudo, el aliento fétido de un auto, una frase suelta, una mujer de la mano de su hija, el pachuli...

Entonces ahí,
aquí
como el corazón de la manzana de Adán:
el huesito de la aceituna negra que compartimos
(tanto tiempo trunco)
rellena de besos.

2/21/2008

Feria Internacional de la Lectura 2008


Yo quiero decirles, contarles que como un oasis para quienes gustamos decir y para quienes nos dan el chance de escuchar, por segunda ocasión la FILEC ocurrió.
En las instalaciones del Inaoe en Tonanzintla, pese a 14s de febrero los patios llenos, la gente ávida de escuchar historias, de tener libros, un espacio delicioso para compartir y compartirse.
Alma Carrasco y gente hermosa como Verónica Macías Andere, Raúl Mujica García y Daniel Ramos García, hacen posible este evento. Consejo Puebla de Lectura e Instituto Nacional de Astrofísica, óptica y electrónica se unen para que esta magia ocurra. Este año Bandula, Patita de Perro, La Bulla, con los cuenteros como Gerardo Méndez, Sergio Villar y un servidor... caray, cosa linda esta feria, cosa linda en verdad.
Y los chicos de servicio social de la universidades y los voluntarios de las preparatorias y este año las botargas de la naguala y las presentaciones y los libros y toda la gente linda que de Puebla se mueve a Tonanzintla para ver, escuchar, leer... amorcito puro, puro amorcito latente, latiendo, amable y delicioso.
Gracias a todos y en especial a los organizadores porque, digo, lo mismo podrían estar en empresas que envenan tierras o ríos, pero qué rico que dejen aquello y hagan esto. Invaluable.

2/12/2008

boleto


Río contento, río de todo con la alegría de quien camina. Y sí, sólo camino, camino solo y canto y bailo un poquito porque nlo me gusta aburrirme. Prefiero estar contentito, tranquilito escuchando ruiditos en mi cabeza y soñando. Esta foto, gracias a Pepe de El Espinal, con la compañía de Lesli y la amable presencia de los chicos de la UVI región Totonacapan... qué lindo es lo hermoso.

torito


Toro, torito, toro.
Los niños se divierten mucho mirando cómo los adultos bailan el toro.
Los niños y sus risas nos dan permiso de reírnos a carcajadas.
Cuando la pareja zapaetea y hace de toro la familia completa se reúne alrededor y sonríen y gritan y de pronto la carcajada de todos estalla en colores. video

2/08/2008

fantasmas


Busqué el silencio y me oculté bajo aquella luz.
Creí como un niño que tapando de mis ojos al mundo desaparecería.
Y no.
Tu fantasma me persigue.
No hay descanzo posible tras ningún sueño.
Pesadillas y asaltos, paso a paso.

Caminé por senderos de agua en madrugadas grises.
Soné las cuerdas del viento que se llevó tus miradas.
Celé cada pedazo de piel donde vaciaste tu aliento.
Vine a casa esperando tu aroma, el calor del té o la calidez de tus rodillas.
Junté tantos verbos en pasado
que
uno
a
uno
fueron haciéndose presente.
A diferencia tuya: rompecabezas de ausencias.

Tarjeta de viajero frecuente

Hacer cuentas de kilómetros y ver de pronto cómo el sur, el norte y el centro de Veracruz en apenas dos semanas o menos y lo que falta... Moverse para no morir en el intento...


En Orizaba, en su centro, hay cosas amables que no cambian. ¿Relojerías? Con esas copias chafas de los chinos, a quién se le ocurre... ¿no?


Y ahora la pequeña Adriana conociendo de cerca el helicóptero del Tío... del Tío... caray olvidé su nombre.


¡UY! Amanecer en La Candelaria, en Tlacotalpan, escuchando el escándalo de La Tarima y los jaraneros y jugando y versando y Ay Dios, ¡qué buena fiesta!


Y luego la UVI en El Espinal y la banda totonaca, bien prendida y amable. Y bueno, ahora esperar para Puebla, seguir, no parar... total, la vida tiene su tarjeta de viajero freceunte y de esos soy.