11/27/2011

Leer es Iniciativa


Llevo ya muchos años compartiendo lecturas. Hace tiempo me di cuenta de por qué lo hago. Y no es para pertenecer, ni para ganar un poco más, ni mucho menos para que los pobre ignorantes de los otros lean porque es bonito, ilustrativo o más... civilizado, occidentalizado, progresista.
En la escena, lo importante para mí es que pueda ocurrir el discurso lo más cerca posible al texto. Me interesa que los textos, discursos estéticos, lleguen de otras maneras a la gente; ya que en general no desean tomarlos desde la lectura. Así, los convierto en juegos verbales, en formas asequibles para la mayoría de la gente.
Amo realmente los libros, pero más amo lo que llevan dentro, ¿de qué sirven los libros si no ayudan a vivir de otras maneras, si sólo nos sirven como mandamientos o tablas de parámetros hegemónicos?
Es muy interesante que una intensión de liberación, que la búsqueda de caminos diversos me lleve al mismo camino global: la televisión. Cuando me llamaron para invitarme no creí que fuera eso, no "eso".
¿Y qué fue "eso"?
Una producción gigante, cuatro personajes de televisión que no son artistas ni comunicadores (no precisamente) sino "talento". Me pidieron dirigir la lectura y como siempre, la intensión fue divertirnos, generar un movimiento cálido entre nosotros que en la escena permitiera que le gente abriera sus oídos y dejara entrar al discurso.
Los cuentos fueron seleccionados por la secretaría educación de Veracruz y me tocó apoyar en el cómo se haría esta lectura. Estuvo el gobernador, estuvieron amigos de RTV y gente de Televisa y de Iniciativa México, una experiencia de mucho aprendizaje.
Conocer de cerca esos mundos que rigen a estos desde su iconografía, ver que si bien es importante lo que ocurre, lo es tanto como la forma en que ocurre. La lectura actualmente es la trinchera de muchas encomiendas; quizá la primera es mostrar todos los esfuerzos que se hacen para elevar el nivel de comprensión lectora, con lo cual acuerdos económicos internacionales pueden efectuarse en su totalidad.
La otra es que se convierte en una moda, en una situación del momento. Lo cierto es que sea por esto o aquello me veo jugando en televisión nacional, me veo al lado de gente de la farándula, me veo haciendo lo que amo hacer con un eco que no hubiera imaginado.
Sin embargo, estoy acá cada vez más despierto, leyendo, leyendo en los libros y en los cerosyunos de estas ventanas, leyendo en los ojos de los miles de chicos y grandes con los que trabajo cotidianamente, leyendo en tus ojos que me lees y leyendo en mi ser, esta necesidad de un sentido más, este sueño de ver en su totalidad al elefante, mientras tanteo como ratón ciego.

11/21/2011

conciencia



- La vía del orgullo es falsa, ya lo hemos visto, pero también lo es la de la humanidad, ¿lo entiendes, Marcello?
- No puedo entenderlo: no la hemos tomado, tú no vas a tomarla así.
- O simplemente está mal, es pecado, en cualquier caso es incómodo, tomar conciencia de las cosas.



Mi amiga Irsa me lo mencionó y lo busqué: Tommaso Landolfi era un mito. Viaje por Argentina y nada por allá de este italiano, no me pasó como con Stefano Benni, que apareció de la manera más absurda (...cuento por contar...). Y en una librería encontré la novela que publicó Sexto Piso y un último ejemplar de estos tres relatos.

10/22/2011

10/19/2011

vaca sirena hada


Una vaca sirena, un hada vaca sirena, no es la sirena que siempre suena en las calles, no es la vaca que te comes diariamente en tacos de suadero o en asado, no es el hada que te llevará lejos de aquí, cobrando por tu silencio, creyendo que todo el mundo estará bien con sólo callarse.
Ríe vaca payaso, ríe de tu nariz roja y gorda.
Cuídanos vaca hada de que este sueño nunca muera.
Danos el agua vaca sirena para nunca naufragar,
en tus mares que navegue a paso raudo nuestro sueño
en la realidad.
En Padua, querida Estufi, te dejé a mi vaca sirena hada,
para que te recuerde:
lo único necesario para hacer
que la casa esté siempre amablemente abierta
es tu voluntad en los sueños, con la base que ya existe: la vida.
¡GRacias!

10/18/2011

El teatro en el nuevo milenio

¿Una forma de expresión llamada arte, como lo fue el teatro, tiene cabida en el nuevo milenio? Siempre es lo mismo, siempre termino hablando mal o enfadándome con lo que amo e ignorando aquello que me tiene sin cuidado. Y sí, me parece que asistimos a la muerte del teatro.
Las salas de teatro se vaciaron, si acaso alguna vez estuvieron llenas. El teatro fue una manera de hacer que las sociedades tuvieran referentes, que la gente sintiera y pensara de determinadas maneras mediante las representaciones. Esto mucho antes de encerrar lo teatral, la representación dentro de una sala cuadrada y hacer que la gente viera un cuadro que semejaba o simulaba una realidad, mas no LA REALIDAD.
Actualmente, cuadros sobran, está la televisión, el cine, el internet, la computadora, opciones que parten del mismo precepto: mostrar a la gente lo bueno y lo malo, dotar a la población de referentes para su vida cotidiana.
En este contexto, el teatro del siglo XIX y XX, ¿tiene cabida? Mi respuesta es no, no necesitamos un cuadro frío, un autor de hace cientos de años, una traducción lejana y un montón de actores que repiten como loros de la forma como el director les ha dicho.
En México, en todo el país de más 120 millones de habitantes, dudo mucho que el 1% por lo menos una vez en su vida asistiera al teatro. No es un negocio. Sin embargo, las empresas lo apoyan, el Estado le da prebendas y no son más que algunas familias, un grupo de amigos los que hacen El Teatro (igual que en todas partes), sólo que ahora, en el mundo globalizado y organizado por la libre empresa, son los familiares de los empresarios quienes detentan La Alta Cultura, no por su preparación ni su propuesta, sino porque a ellos destinan el dinero de apoyos que bajan de las mismas empresas. Bequemos al sobrino, al primo, total que todo es la familia.
En este contexto las salas de teatro están, prácticamente, vacías. Es lamentable ver en los jóvenes autores y actores dos comportamientos eje:
a) el pop en su esplendor. Imitadores de Jackson, versiones de las películas de Disney o Tarantino, imitadores. Gente que mediante una copia barata de lo que ya está bien hecho por otros intenta validarse en su grupo social.
b) La Alta Cultura en Pleno. En nada diferentes a los anteriores, pero se llenan la boca de autores impronunciables, hablan de lo culto y se cierran a públicos de cientos quizá un par de miles, descontando de un golpe todo lo demás. El ego como eje, un ego absurdo que, desde el suelo, valida a los grandes jeques de la cultura, soñando, anhelando que alguna vez los ingleses o eslovacos o neuyorkinos volteen a darle alguna migaja al mexicano, al tercermundista.
Después de muchos años trabajando como comunicador para la cultura en Xalapa, me doy cuenta de lo duro, lo difícil que es ser "artista" es casi lo mismo que los primeros cristianos: un acto de fe. Anhelas con pasión una beca que es realidad una mísera gotita de lo que sobra, te mantienes pretencioso y feliz, de preferencia enganchado en alcohol, drogas, así tu cabeza está siempre pensando en lo difícil que es terminar un proceso creativo, en lugar de hacer las cosas. Y sí, lo lamento, muchos de los apoyos al arte y la cultura es su perdición al tiempo; porque las grandes ideas que cambian mundos, que generan formas diversas de realidad surgen de necesidades reales, surgen de posibles diversos y con una cuentita en el banco sólo te preocupas por tener un poco más en la cuentita y no piensas (creativamente) en cómo puedes hacer otras formas de cuenta o generar nuevas formas de obtener dinero a partir de tu quehacer.
Las salas de teatro se vacían, hacer teatro como enseñan en las escuelas sin el cajón es prácticamente imposible y sostener un teatro es carísimo,impensable para algo cuyo uso es meramente estético. Sí, sé que se habla de la importancia de las artes y la cultura en las sociedades, pero contra la televisión, el radio y la internet, ¿existe posibilidad de competencia desde esos mismos asideros de siglos pasados? Me parece que definitivamente no.
Las únicas "obras de teatro" que se llenan son aquellas donde aparece gente que sale en la tele, por ende la gente va a reafirmar lo que ve en la televisión, no a encontrarse con un hecho estético. A menudo me duele ver a los chicos actores, confundidos, ofuscados, buscando obras de teatro para montar, haciendo recorridos guiados, trabajando de botargas en fiestas infantiles, buscando crear la producción genial idéntica a las de la capital o las que ven en televisión. ¿Y la creatividad y el arte y el impulso del creador? No, nada de eso. Nuestras universidades de artes nos han enseñado la forma correcta de hacer las cosas y en esa forma no caben modificaciones, es decir puedes cambiar algunas cosas pero debes moverte en la estructura o irte.
Así, asistimos a una de las tantas muertes del teatro, se morirá esta manera de hacerlo, quedará como pieza de museo, como la ópera misma, un maravilloso ejemplo poco funcional del glorioso pasado. Sin embargo, quién, quiénes están trabajando en las nuevas formas teatrales, en la escena que llenará las calles, los sueños de los habitantes de este mundo nuevo, inusitado, rápido y cambiante.

9/12/2011

Demasiado para un post

Entonces, desde Argentina, luego de 28 horas en el bondy, lunfardo dicen que se dice, más de un día de camino en autobús...
Entonces desde Morón, luego de que no había hotel reservado y luego sí, luego de sentir ese cariño por los amigos que hacia un par de años no veía, luego de sentirme extrañísimo con los "malos entendidos" y con quien fuera cómplice...
Entonces miro los videos que Gustavo posteó en mi muro de facebook con algo de lo que se hizo en Esquel, con tanto cariño...
Entonces extraño a Laura para charlar y seguir en el camino amable de ir compartiendo historias y humanidad, que al final son la misma cosa...
Entonces me escriben, me cuentan que en México hablan de que estaré en un programa de televisión nacional, entonces el revuelo de la gente querida, entonces despierto ahora, de madrigada, de nuevo el insomnio y esta disnea absurda por el cansancio y la segunda costilla fuera de sitio...
Entonces aquel viejo cariño, aquel enamoramiento de súbito con El Túnel de Ernesto Sábato como música de fondo, aparece enviándome el nuevo disco de Jaime López, al tiempo que tomo una birra en el parque Lezama de noche, mientras Alethia compra un títere y Natalia otro, y juego con ellos y con Shony, al tiempo que se burlan los hombretones que juegan al futbol: "ay que tiernos los nenes"...
Y Esquel y toda su magia encerrada "entre símbolos de invierno"...
Y Morón y los hermanos de camino y los caminos que se bifurcan
Y a dormir, porque mañana viene divertido, muy divertido.
¡Gracias!

8/31/2011

La tierra de seres con Ojos Amarillos


Los seres de ojos amarillos vuelven por las noches a sus casas.
Dan su vida para generar una maquinaria absurda.
Los seres de ojos amarillos repiten historias de dominio, de control, de ausencia y dolor todos los días, mientras beben a raudales pócimas que acaban con su voluntad.
Un hombre de ojos amarillos sale de casa muy temprano.
Una mujer de ojos amarillos sale de casa muy temprano.
Los hijos de esos hombres y mujeres salen para que otros hombres y mujeres cuiden que ellos sean atados frente al gran sorbedor de voluntad.
Los hijos de los seres de ojos amarillos no tienen color en la mirada, es el contacto con el gran sorbedor de voluntad el que pone color a sus miradas.
No hay en su mundo otro color para su mirada, no hay otro mundo posible en la realidad de los seres de ojos amarillos, o quizá sí.
Cuentan algunos pocos, es apenas una leyenda al margen de su historia, cuentan que hace miles de años, un pequeño grupo de hombres descubrió cómo ponerle amarillo a todos la mirada, arrancándoles su voluntad hepática con mentiras, con sutiles espíritus en sus comidas, en su agua...
Nadie se pregunta nada en la tierra de los hombres de ojos amarillos, nadie puede ver más allá de lo que sus corazones permite. Nadie, más que los hombres que ven con los dedos, aquellos que miran con sus lenguas y que escuchan con sus pasos...

8/29/2011

Desde Rosario


Estoy en Rosario, camino sus calles frías a ratos, inglesas, un poco polacas e italianas, paraguayas y bolivianas también, por supuesto. Charlo con su gente hermosa y puedo mirarme en las pupilas azules o verdes, cafés y negras. Miro en las pupilas claras esa gana de no dejar de ser, el orgullo argentino de carne y trigo, orgullo que vino a hacer América y no acaba, porque sigue tan en Europa. En las otras miradas, que están casi escondidas por la ciudad, las miradas cafés o negras como las mías, hay prisa, trabajo, camino largo. Unos tan occidentales, otros tan locales y al final todos la misma Argentina. Sí, la misma.
De pronto el parque España, junto al Paraná se llena de skyters, pareciera un programa de MTV o de alguna cadena inglesa de televisión, esto no es América, pero lo es al tiempo. Actuamos como lo que vemos y creemos que somos.
Hace poco platicaba con alguien de las crisis enormes en los países llamados en el pasado primermundistas, me decían que el consumo y la vida han cambiando. Que es sólo un mito, que Nueva York no es la de las películas... pero en realidad nunca lo fue, mi mundo es lo que veo en la tele, lo que absorbo del monitor. Salgo a imitar un esquema que no es real, está encerrado en una pantallita.
Y muero a diario 8 a 12 horas trabajando por sostenerlo, por crearlo. Mi cárcel y mi libertad al tiempo, me quejo de mi trabajo y mi trabajo consiste en hacer más impagable, imposible el mundo. Entonces dejo en el suelo el cigarrillo que encontré tirado en el suelo, sigo caminando y sonriendo.
Le brindo una sonrisa a la anciana medio facha que con su gesto duro da cuenta de su molestia "un negro aquí", parece decir cuando hace como que ignora mi risa y la mirada que le regalo. Veo tantos cortes de cabello tan caros, tan complejos, tan europeos y, a la vez, tan absurdos. Cortarse el pelo aquí es carísimo y con esos cortes hay que hacerlo tan a menudo que uno o come o corta el pelo, que uno viste bien y elegantemente o disfruta. No entiendo del todo occidente.
Gracias a Vero estoy acá, compartiendo con gente hermosa, por la radio comunitaria, por la biblioteca Cachilo, por la escuelita Bajo Hondo, por las calles unos días.
Venimos de Buenos Aires, donde un par de chicas amorísimas nos dieron hospedaje luego de ser amigas de Facebook, luego de conocer en persona a una maravillosa titiritera, luego de visitar a mi amiga Clau, sentir nuevos y renovados cariños, de dolerme un poco de los silencios y lamentar amorosamente las ausencias.
Andamos, caminamos con Jorge y Alethia, en un clan lindo de compartires, de hurgar en librerías y cantar en las calles. De sorprendernos y descubrir. Hacía dos años de no viajar así, fue duro cargar maletas en hora pico dentro del General Sarmiento, pero era necesario para llegar a Morón y que los taxistas se negaran a llevarnos, les gusta tanto lo que hacen que a ese paso lo seguirán no haciendo el resto de sus días. Cargar, moverse, fluir.
Era sencillo cargarlo todo al banco, a la tarjeta de crédito y hacer, hacer de turista es fácil, cualquiera lo hace; pero esto, venir cargando, esperar y buscar, llamar y mirar a los ojos, dejarse encontrar en los encuentros es como la vida, soltarse de pronto sin red, sin auspicios, sin barreras, sin nombres.
Y aquí vamos, andando amablemente y encontrando movidas hermosas y durísimas, como la historia de Pocho Lepratti, asesinado cuando asistía un comedor infantil ¡Hijos de puta, no tiren que hay pibes comiendo!”, fueron las palabras que la gente recuerda, junto con una bicicleta que ahí estará, que la gente usa como símbolo de Pocho en Rosario.
O el cómo la gatita Dominga sobrevivió en un tubo durante 15 días, y cayó 7 pisos al ser rescatada y al final ahí está en la casa de las chicas, con su dueña que es adicta a las telenovelas.


Las historias que no podría conocer en hostal, ni en un hotel, historias imposibles de pagar con tarjeta de crédito ni cheques de viajero. Ver a los ojos a las mujeres hermosas Rosarinas y besar a sus hombres en la mejilla al saludarlos, esto es vivir y andar.
Viene tanto fluir, nuevas historias y maneras, viene seguir vivo y viviendo y viene dejar claro que es tiempo de volver a escribir, de hacer blog, de hacer libros que ninguna editorial quiera editar como negocio, de escribir lo que no alcanzo a decir cuando cuento, de dejar de omitir y dejar de tener miedo.
Tiempo nuevo de renuncias y nuevos contratos, tiempo de dejar que el cuervo fecunde a su cuerva y uno volar. Momento de no conformarse con la supuesta estabilidad de un espacio, dejar de creer en el poder, en el arte, en las ideas y las máscaras, en las fórmulas e ideologías, para dejarse ser por lo que se siente, se percibe y se puede compartir.
A leer un poco, que Sangre de Tinta está hermosa, que los dos libros de César Aira que me compré seguro me regalarán cosas nuevas, venga a reconciliarme con las palabras, las verdaderas y estos palotes casi sin sentido que fluyen a veces tan a gustito, como ahora mismo.



8/15/2011

Dedicatorias extraviadas...

Hace 27 minutos

Martín Corona Alarcón

    • órales
    • te latió?
  • Elisa Arroyo

Hace 26 minutos

Elisa Arroyo

    • mucho...
  • Martín Corona Alarcón

Hace 26 minutos

Martín Corona Alarcón

    • qué re chidísimo
    • cuantos años tienes?
  • Elisa Arroyo

Hace 26 minutos

Elisa Arroyo

    • acabo de cumplir los 18
    • ¿por?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 25 minutos

Martín Corona Alarcón

    • porque ese libro lo escribí hace mucho y eres la segunda peronsa de tu edad a quien le gusta
    • eso me encanta
    • :Deres de Xalapa?
  • Elisa Arroyo

Hace 24 minutos

Elisa Arroyo

    • no...
    • ¿tú lo escribiste?
    • es decir... ¿realmente eres Corona?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 23 minutos

Martín Corona Alarcón

    • wórales, entonces cómo llego a tus manos el libro?
    • sí soy martín corona el que escribió el libro luna sin sangre
  • Elisa Arroyo

Hace 23 minutos

Elisa Arroyo

    • :Oh!
    • me encantooooooooooo!
    • ¿qué edad tienes?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 22 minutos

Martín Corona Alarcón

    • tengo 34 años
  • Elisa Arroyo

Hace 22 minutos

Elisa Arroyo

    • y... lo compré en ¡Bellas Artes!
  • Martín Corona Alarcón

Hace 21 minutos

Martín Corona Alarcón

    • en DF?
    • qué loco!
    • nunca imaginé que llegará mi libro allá
  • Elisa Arroyo

Hace 21 minutos

Elisa Arroyo

    • exacto...
    • ja, ja!
    • ¿en qué te inspiraste?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 19 minutos

Martín Corona Alarcón

    • pues depende el cuento que hayas leído
    • cada cuento tiene una intensión diferente
  • Elisa Arroyo

Hace 17 minutos

Elisa Arroyo

    • "Cuaderno de notas"
  • Martín Corona Alarcón

Hace 14 minutos

Martín Corona Alarcón

    • :D
    • uy lo empecé a escribir cuando me casé
    • a lños 21 años
    • imaginate
    • fue como crónica de un divorcio anunciado
  • Elisa Arroyo

Hace 14 minutos

Elisa Arroyo

    • entonces...
    • ¿es tu historia?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 13 minutos

Martín Corona Alarcón

    • no
    • lo escribí porque al casarme me sentí como el personaje
    • todo mis amigos me dieronla espalda
  • Elisa Arroyo

Hace 12 minutos

Elisa Arroyo

    • :Oh!
  • Martín Corona Alarcón

Hace 12 minutos

Martín Corona Alarcón

    • fue como que me divorciara de mis amigos
    • y bueno, al final tambièn me divorcié pero sin hijos y sin tanto drama
  • Elisa Arroyo

Hace 11 minutos

Elisa Arroyo

    • los amigos jamás dan la espalda, sólo eran conocidos...
  • Martín Corona Alarcón

Hace 11 minutos

Martín Corona Alarcón

    • exacto!
  • Elisa Arroyo

Hace 11 minutos

Elisa Arroyo

    • awww... amé tu libro...
    • :*
  • Martín Corona Alarcón

Hace 10 minutos

Martín Corona Alarcón

    • muchas gracas
    • me hace sentir muy bien que me lod igas
    • me dan muchas ganas de seguir escribiendo y luchando porque haya más libros
    • te comparto uno más por la red, quieres?
  • Elisa Arroyo

Hace 10 minutos

Elisa Arroyo

    • me sentí taaaaaaan identificada con "Cuaderno de notas"
    • sí...
    • todoooooooooooooooooos los que quieras!
    • oye...
  • Martín Corona Alarcón

Hace 9 minutos

Martín Corona Alarcón

Hace 9 minutos

Elisa Arroyo

    • conoces a ¿Gerardo Méndez?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 9 minutos

Martín Corona Alarcón

    • sí claro
  • Elisa Arroyo

Hace 8 minutos

Elisa Arroyo

    • ¿tú le regalaste un libro?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 8 minutos

Martín Corona Alarcón

    • sí así es
    • supongo que es el que compraste?
  • Elisa Arroyo

Hace 8 minutos

Elisa Arroyo

    • creo..
    • .
  • Martín Corona Alarcón

Hace 7 minutos

Martín Corona Alarcón

    • tiene hasta dedicatoria
    • jajajaja debe ser del 2007 o 2008
  • Elisa Arroyo

Hace 7 minutos

Elisa Arroyo

    • te cito lo que está escrito...¿?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 7 minutos

Martín Corona Alarcón

    • què maravilla
    • sí plis
  • Elisa Arroyo

Hace 6 minutos

Elisa Arroyo

    • "Para Gerardo Méndez, nuestro cueta cuentos y admirado humano.
    • Con abrazo fraterno porque de este encuentro venega un largo cuento de aventuras.
  • Martín Corona Alarcón

Hace 5 minutos

Martín Corona Alarcón

    • sabes qué es maravilloso en realdiad?
  • Elisa Arroyo

Hace 5 minutos

Elisa Arroyo

    • Con admiración y cariño de su amigo Martín Corona A.
  • Martín Corona Alarcón

Hace 5 minutos

Martín Corona Alarcón

    • que yo le regalé ese libro a gerardo
    • y ahora lo tienes tú
    • que lo valoras y te gusta
    • eso es como un milagro amable :D
  • Elisa Arroyo

Hace 5 minutos

Elisa Arroyo

    • Tonanzintla Pue. 18/02/07
    • y luego está tu correo...
  • Martín Corona Alarcón

Hace 4 minutos

Martín Corona Alarcón

    • jajajaja la vida es lijnda, te digo
  • Elisa Arroyo

Hace 4 minutos

Elisa Arroyo

    • sí...
    • oye...
    • en la fecha es 17 o 18¿?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 3 minutos

Martín Corona Alarcón

    • ni idea
  • Elisa Arroyo

Hace 3 minutos

Elisa Arroyo

    • lo que pasa es que está el 8 encima del 7...
    • o al revés...
    • ¿?
    • je je!
  • Martín Corona Alarcón

Hace 2 minutos

Martín Corona Alarcón

    • no receurdo
  • Elisa Arroyo

Hace 2 minutos

Elisa Arroyo

    • ¿recuerdas?
  • Martín Corona Alarcón

Hace 2 minutos

Martín Corona Alarcón

    • siempre me equivoco y tachoneo
  • Elisa Arroyo

Hace 2 minutos

Elisa Arroyo

    • je, je!
    • genial...
  • Martín Corona Alarcón

Hace un minuto aproximadamente

Martín Corona Alarcón

    • sí, está bueno, mira qué alegría que lo hallas hallado, te gustara y demás
    • entonces lo encontraste en un botadero, en en una venta
    • pues mil graicas
    • y espero en breve tener un par de libros más
  • Elisa Arroyo

hace pocos segundos

Elisa Arroyo

    • ñ_ñ
    • haz viajado al DF?
  • Martín Corona Alarcón

hace pocos segundos

Martín Corona Alarcón

    • sí bastantes veces

Elisa está escribiendo...