10/19/2011

vaca sirena hada


Una vaca sirena, un hada vaca sirena, no es la sirena que siempre suena en las calles, no es la vaca que te comes diariamente en tacos de suadero o en asado, no es el hada que te llevará lejos de aquí, cobrando por tu silencio, creyendo que todo el mundo estará bien con sólo callarse.
Ríe vaca payaso, ríe de tu nariz roja y gorda.
Cuídanos vaca hada de que este sueño nunca muera.
Danos el agua vaca sirena para nunca naufragar,
en tus mares que navegue a paso raudo nuestro sueño
en la realidad.
En Padua, querida Estufi, te dejé a mi vaca sirena hada,
para que te recuerde:
lo único necesario para hacer
que la casa esté siempre amablemente abierta
es tu voluntad en los sueños, con la base que ya existe: la vida.
¡GRacias!
Publicar un comentario