7/29/2014

Infancia

Los humanos creamos la infancia sólo para destruirla tiempo más tarde. Cuando tuvimos demasiado tiempo libre, gracias a las máquinas y procesos mecanizados hubo que entretenernos. Hubo que inventar muchas cosas.
Arte, infancia, educación, ideas vueltas comportamientos y procesos medio incomprensibles, medio inasibles.
Ahora que se coronan como únicas y válidas esas invenciones, entonces son necesidades, derechos y entonces se vuelven privativos para un sector social, para algunos países, para un puñado de personas.
Ahora la infancia es un pretexto más para el consumo, una manera de llenarnos de productos transformados. Más allá del niño está el consumo masivo de productos que les dedicamos. 
La 14 es sin duda muestra plena de un mundo de "sueños y color" que apesta a pescado podrido.
Publicar un comentario