1/02/2007

Martín Corona escribió el 25 de diciembre de 2006 a las 10:59 :

Entre tanta basura en nuestra bandeja de entrada, ¿cuántas son en realidad botellas que un esperanzado lanzó?
No hablo de la esperanza en que te compren el producto o asistan a tu evento o sepan de tal o cual maravilla, no. Hablo de una botella que, al abrirse, deja salir el aroma mohoso de la caligrafía desesperada, aquella que hace un vuelco ligero en nuestro interior y, a menudo, la dejamos pasar por el miedo al compromiso que implicaría devolverla...en fin, que cambian los medios, los tiempos, pero no cambiamonos nuestra romántica esencial de piratas, de caballeros, de mercenarios,
de bárbaros, de humanos.
Feliz Navidad y Gran Año 2007... Martín.


Silvia Santos responde el 25 de diciembre de 2006 a las 13:41

No cambiamos, seguimos siendo juglares, aun en la modernidad y en medio de edificios lujosos, calles bien planificadas y diversidad de culturas, enmedio del cambio y la vida vertiginosa del trabajo. Seguimos lanzando nuestras voces al viento...
Seguimos lanzando botellas al agua, al mar de los suenios iconclusos, de los que estan por nacer... y tenemos la ventaja de la vida sobre los muertos que han dejado su historia en esta tierra tan pequenia...
Estamos vivos, y buscando...
Silvia.
Pd. un abrazo enorme, y feliz fin de anio.

Publicar un comentario