7/29/2010

XXI Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil

Juglaria, el mundo de los cuentos, en la feria...

"Trabajar con niños "es una experiencia que me cambió la vida"
Más feliz y con una visión más lúdica de la vida: Martin Corona

No las escuelas o los papás, la televisión los está educando

Juglaria, el mundo de los cuentos. Fotos: Javier Hernández.

Javier Hernández Alpízar.– Desde 2001 y ya con cinco años consecutivos, desde 2005, Martín Corona ha hecho espacios de cuenta cuentos en la Feria del Libro Infantil y Juvenil que tradicionalmente se realiza en el Colegio Preparatorio.

Hoy es todo un show actoral y musical, ya que el público necesita "por el momento histórico, más estímulos visuales, sonidos. Aunque no todos, hay un público que ya conoce el lenguaje que trabajamos y, a ese público, le podemos dar cuentos o narración oral pura, pura entre comillas, pero para abrir a más público la narración, hemos ido incorporando elementos que permitan que la gente tenga más atención y sentirse cómoda al escuchar un cuento."

El show que observamos, con la casa llena, de niños y adultos, es con Martín haciendo malabares y disfrazado de un personaje: una vaca; con Ray Cadó en la jarana y parodiando el son La Bamba como La Vaca... Comentó Martín: "la idea es generar en la gente un extrañamiento que le permita reflexionar. Esa es la base, como en cualquier historia. Es lo que tratamos de hacer con el show, por ejemplo hacer parodia del son jarocho nos permite reflexionar acerca de la identidad. Si realmente el son nos representa o no, estas cosas que a veces damos por sentadas."

La ha gustado mucho "ir incorporando elementos que nos permitan comunicarnos mejor con la gente." E ir compartiendo el escenario y el trabajo con un equipo: "Desde hace cinco meses está con nosotros Ray Cadó, un músico muy conocido en Xalapa. Tiene su oficina en Enríquez, mucha gente lo escucha y hace feliz a mucha gente con su música, con su saxofón. Somos muy buenos amigos, hubo la posibilidad de trabajar juntos. Lo mismo: Lupe Cabrera, de Orizaba, jaranera. De Puebla, Sergio Villar, muy comprometido. Alethia Valdés, y de Xalapa, Mariana Aguilar Vázquez. Estamos creciendo porque por fortuna hay mucho trabajo y también hay mucha gente interesada en esto."


Juglaria, el mundo de los cuentos. Fotos: Javier Hernández.
El espacio Juglaria, el mundo de los cuentos, es "una reinterpretación de La casa del cuento, que inventó la licenciada Lourdes Hernández Quiñones, con la maestra Rocío Castañeda."

Están en la ferian por una invitación a colaborar, mediante un intercambio. "De lo que estamos haciendo no hay un pago, intercambiamos nuestro trabajo por primera vez en esta feria, por un stand de venta."

Tienen en su stand "discos de audio y de video, libros, ilustraciones de Israel Barrón, quien es el autor de las ilustraciones y el diseño de Juglaria, el mundo de los cuentos. Sus ilustraciones están a la venta en el stand, y discos de Monedita de Oro, un grupo de música para niños que está en Puebla, que hace cumbias y un rollo muy reflexivo. Por ejemplo, tienen la hermosa canción del papá panzón tomando su cerveza y viendo televisión"...

Tratan, en colectivo, de hacer "arte o cultura (ambas palabras las entrecomilla con mímica) de una manera creativa y adecuada al momento histórico. Estamos convencidos que el arte y la cultura, como se han venido dando, como un apartado obligatorio del Estado no está funcionando. Tenemos que dar una posibilidad distinta para poder sobrevivir y seguir haciendo lo que amamos."

Trabajar con niños "es una experiencia que me cambió la vida. A veces lo digo en broma, pero es en serio: Yo empecé a trabajar con niños y tuve que divorciarme. Porque me di cuenta lo infantiles que somos los adultos y un montón de prejuicios que tenemos."

El aprendizaje de trabajar con niños "me ha permitido, en principio, ser más feliz, o sea, te puedo decir que soy más feliz desde que trabajo con ellos y tener una visión, me parece, un poco más lúdica de la vida."

Trabajar con niños "me permite ver, por ejemplo, cómo los niños que son muy ricos son igual que los niños que son muy pobres. Los niños que no tienen nada, al igual que los niños que lo tienen todo, son violentos, incorregibles, latosos, y es una situación de orfandad, de soledad. En cambio, un chavito que está con sus padres, que tiene una tranquilidad, y puede no ser con sus padres biológicos, sus padres, los abuelos, o con estas nuevas familias que se están dando, ese chavito sabe escuchar, quiere escuchar, se sabe dar a respetar, te respeta, entonces es bien padre."

Lamentablemente, "y sí debo decirlo, en este momento histórico, la televisión viene siendo un problema muy grave en la educación de los niños. La televisión es quien educa a las generaciones actuales. Disney es quien está educando a los chavos. No son los papás o las escuelas, es la televisión."

Una empresa o, matiza Martín Corona, "no creo que sea una empresa. Es más bien una forma de pensamiento Occidental hasta las chanclas. Disney hace que los niños se comporten de una determinada manera (imita el modo de hablar que usan los conductores de Disney Channel) y piensen de ese modo... es muy cruel, me parece, porque un niño debería tener derecho a opciones en su casa, en la escuela. Y no ser catalogado desde muy pequeño de si es freak, si es fresa, si es... Es un problema."

La ventaja de su trabajo, piensa Martín Corona, "es que con los cuentos podemos, si no contrarrestar, porque es muy difícil, sí dar una opción, una opcioncita, chiquita, de boca en boca, pero ya es una opción".

En el show hablan de Bussines Channel, "no del Disney Channel, porque es muy importante que los papás sepan o reflexionen un poquito... A veces las cosas están ahí enfrente y no las podemos ver, porque estamos muy ocupados. Una de las cosas que nos parece muy importante decir es que el Walt Disney Channel pareciera el Walt Bussines Channel, porque cada año y, de acuerdo a la película, le tienen que cambiar todo al niño, la ropa, el juguete... Es un gran negocio."

Los padres viven "para trabajar y ganar dinero para comprarle a los niños cosas de Disney, para que Disney siga ganando dinero y siga educándolos, entonces, es un poco triste".

Hay que decirle a los padres: "No se preocupen, lo que ustedes son y lo que ustedes tienen, eso es valiosísimo. No necesitan de una película, de nada. No se sientan menos que una peli. Ustedes son mucho más y tienen muchas más cosas que decir."

Le preguntaban por la mañana: ¿Qué les dices a los padres que hagan con sus hijos? "Pues que platiquen. Que les cuenten de cuando se enamoraron, o no, que les cuenten cuando ellos nacieron, como era el mundo antes de los pequeños nacieran, en fin. Que cuenten, que hablen, en un tiempo en que parece que hablar es no sólo difícil, sino como privativo. Poca gente habla, los cafés y bares se llenan de ruidos y la gente ya no platica. Y cuando platica, platica de los chismes de la tele."

Aunque están de 11:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00, "prácticamente estamos todo el día. Desde antes de las 11 (hora en que abre la feria) y al medio día también aquí andamos. Martín Corona los invita a asistir a Juglaria, el mundo de los cuentos y a "que escuchen cuentos, que lean historias, que se la pasen bien".

Contacto con estos cuenta cuentos (para fiestas, TV y radio, escritura creativa, malabares y circo, comedia, talleres de cuenta cuentos y actividades culturales) al buzón: elmismisimus@gmail.com y martincorona@hotmail.com

Celular: 22 81 54 37 88 y recados en el 8 15 81 46.

En la web: videos en youtube/elmismisimus Matarile al cuento: www.bamburije.blogspot.com Mismidad: elmismisimus.blogspot.com Encuentro texturas: encuentrotexturas.blogspot.com
Publicar un comentario