9/12/2011

Demasiado para un post

Entonces, desde Argentina, luego de 28 horas en el bondy, lunfardo dicen que se dice, más de un día de camino en autobús...
Entonces desde Morón, luego de que no había hotel reservado y luego sí, luego de sentir ese cariño por los amigos que hacia un par de años no veía, luego de sentirme extrañísimo con los "malos entendidos" y con quien fuera cómplice...
Entonces miro los videos que Gustavo posteó en mi muro de facebook con algo de lo que se hizo en Esquel, con tanto cariño...
Entonces extraño a Laura para charlar y seguir en el camino amable de ir compartiendo historias y humanidad, que al final son la misma cosa...
Entonces me escriben, me cuentan que en México hablan de que estaré en un programa de televisión nacional, entonces el revuelo de la gente querida, entonces despierto ahora, de madrigada, de nuevo el insomnio y esta disnea absurda por el cansancio y la segunda costilla fuera de sitio...
Entonces aquel viejo cariño, aquel enamoramiento de súbito con El Túnel de Ernesto Sábato como música de fondo, aparece enviándome el nuevo disco de Jaime López, al tiempo que tomo una birra en el parque Lezama de noche, mientras Alethia compra un títere y Natalia otro, y juego con ellos y con Shony, al tiempo que se burlan los hombretones que juegan al futbol: "ay que tiernos los nenes"...
Y Esquel y toda su magia encerrada "entre símbolos de invierno"...
Y Morón y los hermanos de camino y los caminos que se bifurcan
Y a dormir, porque mañana viene divertido, muy divertido.
¡Gracias!
Publicar un comentario