3/20/2008

tus besos eran... di, ¡di! ¿Qué eran?

Yo no vi.
Nada pude asir en todo aquello.
Tengo tengo tengo
No
No tengo nada.
Tengo el fantasma de tus pasos
de tus piernas
de la mancha de tu brazo entre mis yemas.
Tengo tu fantasma,
la otra mancha, la de un incierto beso en aquella madrugada.
Comenzamos con el sol
terminamos sin pensar
en la noche de un correr
y latiendo entonces
escucho cómo vibras en mis bolsillos
escucho el tono de tu foto
escucho las caricias locas que dejaste en mi espalda
prendo la vela de una larga espera
y abro la puerta a nuevos labios
a otras mareas
que trae el frente frío número 38.
Yo te tuve, no te mantuve...
qué date?
y te di.
Hoy no te tengo
ni mantengo
ni te doy,
no a ti...
Me doy, a quien toque mis puertas.
TOC TOC
Lo siento, ya vengo...
Publicar un comentario