3/22/2009

andando texturas


Lala ceba mate mientras voy conduciendo. En las partes de curvas lo detiene por momentos y, cuando hay una breve recta, me lo da, bebo despacio (está caliente) y sonrío. En la radio del auto lo mismo da que sea Arcadio Hidalgo con su primer Mono Blanco que chacareras y gatos, de pronto Astrud arremete con su "Todo nos parece una mierda" y yo sonrío, porque coincido con ellos demasiado a menudo.
En la parte de atrás, justo detrás de Lala, Inés Bombara descansa un poco, se deja mecer por las curvas y ensueña lo que está allá lejos en su tierra que cada vez es más un espejismo en este andar, porque esto ya se va volviendo su espacio. Luego, Inés Martino tratando de evadir el mareo y, en la ventanilla, como un niño inmortal, Oskar Gay mira cómo el Pico de Orizaba se presenta, se oculta en un juego bobo y divertido.
Estamos volviendo de Orizaba, de contar ante cientos de adolecentes en el Museo de Arte del Estado de Veracruz. Nos invitó Esther Hernández Palacios, lo organizo Alfonso Colorado y lo concreto Marco. Fue un evento maravilloso, el lugar lleno de fantasmas, de silencios y ritmos.
La vuelta llena de curvas, por Huatusco y en mi espalada apenas algunas horas de sueño, pero sin cansancio. Encontrarnos todos entre Texturas, entre amigos que buscan comunicarse una y otra vez, sin detenernos, más de un mes de funciones y alegrías, de poco dormir y soñar perenne.
Así aquel día. Mientras tanto, Memo Mena y Nene Ocioso (Tarrega Escalona) venían en autobús, quizá durmiendo o charlando, seguramente soñando sin dormir como todos nosotros...
Un día en casa luego de casi dos meses andando sin parar: Puebla, Veracruz, Orizaba, Chocotepec... pueblos con nombres extraños y risas y miradas y este caminar sin parar de fluir...

La foto de arriba me la tomó Lala, en el Tajín. La de abajo, no sé. Pero fue en Feria Internacional de la Lectura (FILEC), donde trabajamos para más de 20 mil personan 4 dias. Ahí están Oskar Gay, Nene Ocioso, Jorge Corona, Xavier Rosas, Inés Martino, María "Lala" Laura Vázquez, Inés Bombara y un par de pequeñas amigas.
Publicar un comentario