3/22/2009

Atlanca, Ver. Sierra de Zongolica

Atlanca es uno de los pueblos más altos de la Sierra de Zongolica... y me contaron, que el abuelo de Eva contaba cosas.

Le contó a un chico de la Universidad Intercultural que hace mucho tiempo había gente que sabía cómo sembrar el agua. Y yo creo que entonces había gente así, porque también un animal cuidaba de ellos, como si el alma fuera de animal para que la persona fuera lo que es. Y estaba también el hermano mayor del maiz, que indicaba el camino a todas las mazorcas para crecer abundantes y sabrosas.
Yo creo que antes había gente que nomás se volvía pájaro y atravezaba distancias para viajar de cerro en cerro. Yo creo que hoy, si tratáramos de entender todo aquello, sería como intentar medir con una regla plástica de 30 centímetros las costilla de una ballena jorobada, en las costas heladas de Baja California o la Patagonia mientras juega a aparearse.

Por eso en Atlanca hay agua, sin importar que sea muy alto el lugar, retando a la "lógica", mana el agua de las piedras más altas de la montaña. Yo vi esos riachuelitos que se forman afuera de la escuela primaria. Yo vi cómo los chicos de la telesecundaria juegan en Atlanca a ser grandes. Comí las gorditas que hacen ahí mismo, con la leña que cortan de la sierra y pude sentirme pleno compartiendo un poco de mi camino, ahí en Atlanca.
Fue Eva de la UVI quien nos invitó. Y fue una de las experiencias más lindas de este andar, porque ahí se siente que la regla de 30 centímetros a que llamamos razón y realidad no sirve cuando uno quiere vivir nomás, plenamente.

Publicar un comentario