10/10/2010

The Italian coffe... Gourmet!

Uno de los aportes de esta cadena de cafeterías fue que daban terrones de azúcar. En sus inicios dos terrones divididos en tres porciónes y envueltos en papel bond blanco impreso con la tipografía verde de la cadena. Después sólo un terrón por café...
Ahora sobres de azúcar, vulgares sobres, como cualquier otro café. Sí, ya sé que así son los negocios, pero si a una bisabuela se le ocurriera explicarle a un chico que fue antaño un terrón, tenían alguna posibilidad.
Aunado a lo antes dicho, la servilleta muestra las maravillas del café, las cosas buenas que te da. Claro, con el afán de erradicar de una vez por todas esos mitos de que quita el sueño, provoca nerviocismo o que terminará por lástimarte el estómago y el hígado, ahora las servilletas explican todo eso. Siempre es bueno leer en la espera.
Los tiempos cambian y los estimulantes de rituales pasan a ilegales, a procesados, a formas de domesticación, control, drogas legales, sin duda necesarios para la vida moderna.
?Acaso vivir este mundo sin un café, sin coca cola, sin cigarrillos, comida chatarra, suplementos de leche en cajita o sin televisión que nos diga qué hacer y como ser, no es un absurdo, un contrasentido?
Enviado desde mi oficina móvil BlackBerry® de Telcel
Publicar un comentario