5/26/2005

Llueve solitario



Amaranto amarillo amate amante amalgama amatista amar amareto ama amado amando amaría amarrado amaré


Las palabra que comienzan con "a" y cierran con "o" me parecen muy circularess, muy lindas en sí mismas. Ellas abren y cierran a la vez la boca, nos dejan comienzar con la mayor apertura y terminar con un cierre leve, pero no total. Pues el fonema "o" no llega a ser tan cerrado como la "u", digamos que los labios se hacen hacia adelante, como expetantes de algún contacto.
"Amarillo" es una palabra que me fascina por eso. Comienzas abierto, doblemente, ya que la "m" apenas hace una pausa en cerrar la boca para generar la nasalidad. Luego la lengua recorre el paladar y da un golpecito en los alveolos y, al final, sacas aire con la lengua y la boca un poco cerrada permite que el ciclo cierre y a la vez deje margen para una nueva palabra, para la palabra siguiente.

Amarillo

Publicar un comentario