5/04/2009

drogados


Casi a diario pregunto lo mismo a diversas personas.
¿La televisión impone los estándares de comportamiento o los imita de la”realidad”?
Y todas las personas dicen lo mismo:
Doctores como House ya existían, eso se veía desde hace mucho; pero ahora es más.
Es una linda forma de no querer asumir los cambios de percepción de las drogas cotidianas. Seguro que a todos nos ha pasado darnos cuenta de pronto que no es simple, ni fácil aislarse de la televisión estando a la vez conviviendo con la gente.
Hay un punto donde no hay asidero. Se convierte en un náufrago total, de pronto algún barco (amigos de lejos), quizá un tiempo de dejar de flotar (alguna reunión extraña donde no sea necesario compartir una historia vacía de la televisión).
Se pierde entonces por entero el vínculo social. Sí claro, hay gente que logra abstraerse del canon televisivo; sin embargo, el costo es alto.
No ha cambiado nada entre la Edad Media y la actualidad, seguimos creyendo en Dios todo poderoso, asumiendo que hay un rey que ni imaginamos, dando nuestro trabajo al señor feudal, sosteniendo como hormigas un sistema que ni siquiera en dos o tres vidas podremos llegar siquiera a intuir.
Aquellos que vemos por lo menos a lo lejos un pequeño atisbo del todo creemos que vemos, que percibimos; pero ni siquiera imaginamos las otras formas de vernos: hormigas absuras…
FOTO: Orejita Esbed Cavazos Condesa
Publicar un comentario