5/18/2009

el soldado trifaldón


Bailamos y damos vueltas
reímos hasta la saciedad
no nos importa estar llenos de mocos
o que de pronto a alguno le haya ganado del baño
es lindo correr y jugar con todos los chicos de Zahuí.
Es lindo crecer con ellos,
ver cómo Axel prefiere el cuento de debajo de la cama
y cómo Angerú se fascina dando vueltas cada vez más rápido
sentir la mano de Marijó cada vez que hacemos rueda
ver la chispa en los ojos de Alejandro
saber que a César su mamá le lee muchos libros
probar la paciencia Carlos
la silente inteligencia de Rafa
y el llanto del primer día con Armando
y todos alrededor del osito: Pato Harry Potter.
Me alegra mucho este tiempo y saber que nunca más volverá
ellos crecen muy rápido y yo,
me muevo sin parar.
Publicar un comentario