8/11/2009

nueva rebeldía

Validar todos los discursos posibles
Dejar atrás el aparato absurdo de occidente
No quiero jugar más... No hoy. No el amor de y a la propiedad privada.
Si el amor está a cada paso y es en cada resquicio, preocupemonos ahora a cada instante por aquello que la tele y los ruidos no nos dejan ver.
Afuera es aquí.
Y se está bien aquí.
Publicar un comentario