2/02/2007

monstruos


La ciudad donde vivo es un laberinto de historias, siempre se tocan, son parte de lo mismo y al centro me espera, cual espejo cruento: un reflejo mío al que deberé enfrentar.
Publicar un comentario