5/21/2007

túnel


Soy el camino abierto hacia ninguna parte.
Soy esta vibración chocante, fuera de época.
Soy el erizo, soy el que pincha y lastima cuando desea amar.
Soy el laberinto imbécil y lleno de trampas, laberinto esteril: he matado al monstruo.
Soy una trampa sin truco final, el mecanismo absurdo que va hacia ningún lado.
Eso sí, soy. Pero no soy para mí, sino para ese otro que tanto cuesta asir... soy, pese a mí mismo.
Publicar un comentario