12/05/2007

hoy nomás

La cama me botó...
...busqué entonces entre las ideas hoy tendría que hacer y sonreí.
Nuevamente se abre el día en la completa calma.

Caminar entonces, a bajar la cuesta.
Tratar de asir el equilibrio.
Nada es para siempre.

***

Aquella mañana, la buela miró a su hija y pensó: "¿Qué diablos hace esa tipa aquí, frente a mí?". Su hija, sujetándole el brazo le invito a bajar a desayunar.
Publicar un comentario