12/29/2007

títeres

Partamos de un asunto simple, muy simple.
Todo aquello por lo que apuestes
no será más que una imaginería.

y las lágrimas que corren ya mismo por las mejillas, también lo son.

Cualquier falso consuelo está negado.
Llenar el deconcierto con más desconcierto es pérdida de tiempo... pero esto es sólo tiempo, perderlo es una forma de usarlo.
No me queda el estúpido consuelo de confundir mi desconcierto con el de los sentidos.
Si no hay nada, si tan sólo es este flujo sin aparente destino, si pudiera por lo menos creer en algo asible, sólo sigo creyéndole a aquello que no tengo...
Publicar un comentario