8/05/2011

Mi Barco de los sueños...

Hace 5 años que volví a la Feria del Libro Infantil y Juvenil en Xalapa, hace 5 años que luego de la premiación oficial de los chicos de comunidades indígenas llegan a donde estoy contando cuentos y leo en castellano sus textos, sus cuentos, sus relatos, mientras que cada uno va leyendo en tutunacú, nahua o alguna de sus lenguas de sus idiomas.
Siempre con amor hacia su palabra, ellos tuvieron y tienen la oportunidad que yo no tuve: saben dos idiomas, crecieron con un mundo diferente al mío, son y tienen mundos maravillosos que durante los años hemos ido negando y vejando.
Este año estuve con ellos, no en la Casa del Cuento, porque no hubo casa del cuento conmigo, sino un asunto teatralizado bastante extraño. En un salón, jugamos con el paracaídas, les conté sobre lo que haríamos y mi sorpresa fue enorme y maravillosa. Igual que hace 5 años se me salieron las lágrimas de alegría, porque las historias que esta vez compartieron fueron maravillosas. Recuerdo ahora la leyenda del árbol de papel, donde una pareja fue engañada por un sacerdote que escribió unas cartas para que el novio se alejara... Es maravilloso porque el cura es casi demoníaco y la pareja confiada y amorosa, la entrega de los mismos a su amor y proyecto de vida.
Luego, el último texto en totonaco sobre "los que matan familias", porque en ese relato cuentan los abuelos que ellos vivían tranquilos en su tierra y llegaron los que matan a las familias y cuando los vieron venir les dijeron a sus hijos pequeños que huyeran, los más jóvenes y obedientes se fueron y cuando volvieron todos en el pueblo estaban muertos. Los mataban para quitarles su tierra, para llevarse lo que era de ellos. Eso lo contó un abuelo, eso no se lo contaron, fue él uno de los que huyeron hacia los montes, porque los que matan familias les quitaron todo. No hace falta pensar demasiado en quiénes son, fueron y, lamentablemente, seguirán siendo los que matan familias. Ahí están, no en los libros, no en la tele, ni en fotografías, la verdadera historia de los pueblos, historia que sigue y seguirá contándose. GRACIAS por permitir que se siga contando, sé que no es fácil y que incomoda a mucha gente, porque los jurados sabemos que nuestros abuelos no fueron los asesinados.
De entre todos los relatos de este año uno, uno me hizo estremecer. Una niña de la Huasteca, Esmeralda escribió un poema. Cuando le pedí si leía me dijo si se podía presentar. Orgullosa de su idioma comenzó a hablar en totonaco y no leyó, recitó su propio poema.
Leí sus palabras, llenas de magia, no eran tomadas de un libro, no era un intento de hacer algo "bonito", sentí en esas letras su sentir, su manera de ver el mundo al que se enfrentaría, noté las cosas que leyó y que le dijeron y de pronto salía una imagen que venía desde dentro suyo. Nunca me había pasado, por vez primera ocurrió leer un poema tan hermoso, por una niña, por un mundo diferente al mío, un sonido en el ritmo y las palabras auténtico.
Entonces le pregunté cómo y me contó que su maestra le lee, que su maestra les pide que cierren los ojos, que pone música y les lee poemas, cuentos y casi lloré, ¿cómo puede ser que en mitad de la Huasteca una mujer tenga la sensibilidad de compartir su voz y sentir con los chicos, mientras que en todas partes son gritos, omisiones y lomismodesiempre?
Fueron más de 12 chicos, tenía poco tiempo y agradecí, en verdad esto es un acto de agradecimiento. Poquísimos cuenta cuentos tienen esta oportunidad, nadie; sólo yosoy parte de este milagro.

Espero poder seguir haciéndolo, espero que en breve me dé la oportunidad de irme lejos, de perderme de este mundo para adquirir otra lengua, otro mundo. No sé si más rico, no sé si más humano, pero sí diferente. Es tiempo de escuchar esas voces que no se han muerto, al contrario, llenas de orgullo toman ahora los espacios que siempre les han pertenecido.
No estos singulares convenientes que se autocensuran para censurar, no más. Gracias a los niños que tienen esta energía y posibilidad, gracias a las y los maestros que se permiten compartir su humanidad con los chicos.


"El barco de los sueños"

¡Mi barco del sueño!
mi barco de vida
la vida que suelto y la que sueño
compartiendo emociones a todo el oceano.

Mi gran corazón se parte en dos
¡Con un rayo de luz!
Los sueños grandes se viven feliz,
junto al horror del temblor.

"El barco de los sueños"
se comparte feliz con todo el océano,
navegación por navegación,
sufriendo el amor junto al mar.

Sufriendo traiciones por traiciones
contando día tras día, semana por semana,
hora por hora minuto por minuto
y segundo por segundo.

Los dioses compartiendo grandes barcos
por día, todos, todos llegarán al océano
conviviendo con todo el mar
y el gran amor, será el barco de los sueños.

El sueño será para ti una sola canción de amor
con toda la energía y la tristeza
cantando una, una sola canción,
tomando la tristeza en mi corazón.

A lo largo e interior de las flores
tomando para ti y el gran barco,
solo uno tendrá el gran amor
de conocer y viajar por todo el mundo:
"¡En el barco de los sueños!"










Publicar un comentario