11/17/2005

Aprender, que no aprehender

Aprender a no repetirse. A no envejecer siendo el más viejo. Aprender a dejar de aprehender. Daniel dijo claramente: "cuando te lías de nuevo demasiado pronto vuelves a las mismas rutinas, a las mismas dinámicas". Y cada ser es único, perfecto, mucho más coherente en su aparende caos. Y yo aún estoy metido a dinámicas que no se llevan con esta nueva vida que se me ha prestado.
Martín por la boca muere. Silencio, duerme, duerme, descanza, vive este sueño en el silencio. Atiende por un momento más al lenguaje del cuerpo y del río que a los trinos de pájaros (esos están en tu cabeza).
"Toda felicidad que dura es desgracia", Marcel Schwob.
Publicar un comentario