3/08/2006

Ixtapalapa, DF. Una lona rosada junto a un mercado, a la salida de una enorme unidad habitacional. Los payasos comienzan a pintarse a las 11:00 am, luego los zanqueros se preparan. El Trapos armó su fiesta, el Hugo le echó la mano mientras echa el choro de Radio Piojito.
Unos suben al estrado, otros bajan, la fiesta está por comenzar...
Olvidé la máscara junto al celular. No pude leer el mensaje, fue hasta que atacó a traición el malvado Sr.Sexoso. Supe tarde que esa noche no debía subirme al ring.
La primera caída me la regaló, fue limpia. La gené por habilidad y fuerza. La M de El Mismísimo fue aclamada en toda la arena.
Pero Sr. Sexoso atacó a traición, tomándome de la máscara, rasgándola como un trapo viejo. Perdí la prudencia y me aventé con todo sobre él, mente fría y calculadora tomó la ventaja completa. Ni siquiera fue llaveo, casi me noqueó con un lance de tope desde la tercera cuerda. Me sigue doliendo la cabeza...
La tercera, de esa ni siquiera deseo hablar. Lo bueno es que la máscara nueva está intacta, junto al celular y la advertencia de mis amigos que el archirrival Sr. Sexoso tomaría ventaja de cualquier modo.
Espero paciente el siguiente encuentro en el encordado, viene el máscara vrs. cabellera.
Publicar un comentario