5/12/2008

piensa piensa piensa


...pero, por lo que he oído, me da la impresión de que has estado equivocado desde el principio. Oye, señor pájaro-que-da-cuerda, lo que tú acabas de decir no puede hacerlo nadie. Cosas como: "¡Vamos! A partir de ahgora construiremos un mundo nuevo", o "A partir de ahora me cambiaré a mí mismo".Mi opinión es la siguiente: Por más que quieras creer que has logrado crear un nuevo yo, por más que te hayas familizarizado con ese nuevo yo, bajo esta fachada permanece tu yo original y, a la mínima, asomará diciendo: "Hola". ¿Acaso no lo entiendes? Tú eres algo hecho en otra parte. (...)Señor pajaro-que-da-cuerda, tú eso no lo entiendes. ¿Por qué no podrás comprenderlo tú, que eres adulto? No entenderlo es un grave problema, sin duda. Seguro que ahora te están pasando factura diferentes cosas. Como, por ejemplo, el mundo al que quisiste renunciar; el yo al que quisiste cambiar. Murakami, Haruki. Crónica del pájaro que da cuerda al mundo.

Foto: naturaleza muerta enterrada en una botella de arena de las playas de villarica con celos de Chiara Bautista en la casa de Martín la mañana del lunes 12 de mayo, escuchando la casa azul.
Publicar un comentario