10/16/2005

camino verde

El camino verde. El camino que va hacia ningún lado en realidad, es el camino viejo y descuidadoCuando abrí la puerta en la mañana, dejándote durmiendo en cama, tapada y tatuada de besos, supe que eso era un "para siempre".Lo corroboré la noche siguiente, cuando tus poros me dejaron claro que la saliva de aquellas marcas no era tan indeleble como nuestras respiraciones y uñas, fue entonces que la aguja de mi lengua volvió a intentarlo, dejar tan dentro de tu epidermis mis besos que no pudieran escapar. Entonces, cuando me vestía en la madrugada descubrí lo que es un "para siempre".La siguientes noches hubo un largo silencio.Supe de tu muerte por intoxicación. Supe que tu sangre rechazó la sustancia de los tatuajes. Supe que no volvería a cerrar tu puerta por la mañana. Supe entonces la verdad de los "parasiempres".
Publicar un comentario