10/14/2005

Canción de la Sirena chiquita
(cachito)

Una sirena chiquita
vivía lejos del mar,
era de cara bonita
y soñaba con viajar.

Cuando fue un poco mayor
Dejó la casa materna,
Partió a buscar un calor
Naranja sobre la arena.

“No te vayas, Sirenita”,
le pidieron sus parientes.
“Soy sirena pequeñita,
y quiero tierras calientes”.

“Seguro
te morirás,
pues eres del bosque frío”.
Le dijo en tono mordaz
el más viejo de sus tíos.

Mas ella no se detuvo,
Valiente siguió su sueño.
Y aunque el llanto no contuvo,
su corazón tenía dueño.

En camión viajó de día
Y en avión pasó la noche.
Pero al llegar, su alegría
Se volvió troche y moroche.

El calor la derretía,
la arena le molestaba
y todo lo que comía
con chorrillo lo sacaba.

“Aquí me voy a morir”,
pensó la pequeña inquieta.
“Si se trata de sufrir,
me regresó en bicicleta”.

Pero no tenía dinero,
La pequeña testaruda.
Busco trabajo primero,
Mas nadie le dio su ayuda.

Un cangrejo que paseaba
La vio llorando a lo lejos,
Le preguntó qué pasaba
Y quiso darle unos pesos.

“No. Eso no va conmigo,
lo que quiero es trabajar”.
Ayuda ofreció el amigo
y se fueron a buscar.

Primero a Don Tiburón:
“¿Cazarías pescaditos
para darme un atracón?”,
preguntó a los pequeñitos.

“Esa chamba no me gusta”,
respondió la pequeñita.
Y salió bastante adusta
A buscar otra chambita.

El Camarón le propuso
robar huevo a la tortuga.
Pero triste a ella le puso
y prefirió irse de fuga.

En la mar hay un lugar
donde habita la sirena,
donde se pone a cantar
la pena y la que no es pena.

Por más y más que buscaba
el trabajo no caía,
y cuando en eso se hallaba
la gran Palmera reía.

“¿Venderías al paseante
coco con chile y limón?”,
dijo la doña elegante
con tremendo vozarrón.
Txt: Martín Corona Alarcón
Dibujos Karime Perea
Publicar un comentario