9/17/2006

topes

Lo que puede hacer un tope.
Manejé durante más de 50 kilómetros por una autopista que concluyó con la consabida caseta de cobro. Posteriormente, una larga curva y tomar la siguiente ruta...Supe casi desde el principio que está vez era por la libre, que prefería pasar un mal rato y aglomeraciones que tener que pagar un peaje tan alto. Por eso fue que aumenté la velocidad, iba a más de cien en una carretera de dos carriles cuando de pronto, entre el frío y la bruma, apareció una señal.
Al principio creí que se trataría del aviso a la siguiente desviación, pero no. Fue sólo un tope. Tuve que bajar la velocidad, retomar el camino (ahora a una velocidad más cautelosa).
Sonriente sigo mi ruta, entreveo el destino y no me sorprenderán de nuevo topes, ni baches, a menos que distraiga la mirada.
El soundtrack de este nuevo tramo de carretera es incierto aún; pero pude almacenar bastantes MP3, así que motivos no faltarán para disfrutar del paisaje en este solitario tramo de carretera.
Publicar un comentario