3/30/2005

ADIVINA


Basta con cambiar un poco la luz. Sólo la percepción de una máquinita que captura en pixeles la luz extraña de una noche, en el centro de Chocamán.
Lo que ud. ve en la parte superior es una gordita de maiz al ser freida en aceite en un comal.
Antes de las nueve de la noche, en pleno centro de una pequeña población que está entre varios cerros, algunas señoras se dedican a vender comida hecha ahí mismo con masa de maíz, frijoles, salsas, principalmente fritas.
La noche aquella salimos juntos a comprar la cena para todos. La luna había estado roja y enorme, anunciando que "la calor" seguiría y "más recio". Cuando volvimos el más pequeño de mis cuatro sobrinos se había caído de sueño...
Publicar un comentario