3/17/2005

Crisoles/melocotones

Y un amanecer que no acaba...
Enviar correos electrónicos a direcciones que no existen, correos que rebotan, correos que no son... bandejas llenas de más basura, mientras la ansiedad va creciendo.
Es horrible, porque vuelve la sensación del fantasma. Crece la malsana conciencia que puedes novelar tus encuentros, que un beso que conmocionó tu ser entero sólo fue una fantasía, no la conmoción, pero sí el beso...
Entonces espero una respuesto que no tendría por qué llegar.
¡aparece!
Publicar un comentario