1/23/2006

"lo pero es equivocarse" ajá----

La gente con un poco de dinero o poder se convierte en monstruo. Hoy lo comprobé.
Personas que no suben el tono de voz, gente que se supone sencible y llena de buena vibra, cuando se trata de unos cuantos pesos los defiende hasta el final, usando cualquier clase de argumento loco.
Luego, la gente usa el cuerpo por dienro (de una u otra forma), el dinero y el poder nos mueve siempre. Un chaneque me dijo que mi vida pasada se acabó cuando comencé a tener dinero y poder, cuando comencé a ser por mí mismo. No lo sé de cierto, pero no supongo, estoy casi seguro.
Y luego la mentira, los juegos de no poder enfrentar la vida y las cosas con el nombre que tienen, qué enfado.
Por ahora adiós a esa gente, mejor que vengan los malabares, las risas, la emoción de poder con tres clavas, de intentar el pasing con pelotitas, jugar y jugar y jugar más...
El negocio, el bisnes, la estabilidad, la economía, el estilo de vida standar por darle gusto a la misma mierda que nos agobia.... jajajajaja.
Lo mejor para cambair todo esto es cambiarlo desde sus estructuras, pero quién se atreve a decirle que NO a mamá que pagó el departamento, que cuida de los hijos, que manipula nuestros pasos, ¿quién le puede decir que no a la suculenta somnolencia de una droga dura a cambio de una realidad que no satisface?
Un día, alguien me gritó que "lo peor que puede pasar es equivocarse" y yo me reí a carcajadas. Sólo existe la equivocación cuando se cree que hay UN camino, que sólo hay UNA opción, UN amor, UNA vida... la pobreza es cuando no puedes equivocarte, cuando te da miedo dejar tu chambita, cuando te has vendido (y no el trasero y no el cuerpo y no la vida, sino a ti mismo) sólo por dinero, sólo por amor, sólo por placer... y no por esa Otra Cosa que permite al mundo dar vueltas, que permite al mundo sonreír.
Gracias a ese Mar que en Real del Monte me hizo sentir tan humano.
Gracias a COMALA, a Lina, a Yair, a los troveros, a los Pastes, al Cristo, a los Cano y a todos todos.
Pero gracias a ti, que con tus letras me haces sentir y volver a creer.
Publicar un comentario